Para lograr un peso adecuado y proteger la salud ante todo, las dietas milagro no son la solución sino que necesitamos un verdadero cambio de hábitos. Por ello, hoy te mostramos siete hábitos de alimentación para llevar una dieta saludable y decirle adiós a las dietas de una vez y para siempre.

Organizar la compra de alimentos

no-mas-dietas

Todo comienza con una buena compra, pues lo que tenemos en casa es lo que finalmente comemos. Por ello, es fundamental realizar una compra de alimentos organizada, es decir, planificar lo que necesitamos y acotarnos a una lista, no acudir a comprar con hambre sino mejor después de haber comido, y comprar siempre más alimentos frescos siendo muy útil para ello realizar la compra en el mercado.

Por otro lado, si acudimos al supermercado por algunos productos sanos o que al menos tienen lugar en una dieta equilibrada, lo mejor es mirar el etiquetado de los alimentos antes de comprar, observando con detalle no sólo la información nutricional sino también, la lista de ingredientes y otros datos útiles tales como el tamaño de la ración por ejemplo.

 

Cocinar más en casa

no-mas-dietas

Además de comprar, cocinar es clave si queremos comer más sano y así lograr un verdadero cambio de hábitos, por ello, podemos comenzar aprendiendo a realizar preparaciones sencillas como tortillas, ensaladas, o salteados y pronto nos daremos cuanta lo mucho que puede cambiar nuestra dieta cocinando en casa.

Sabremos exactamente lo que comemos, podemos equilibrar el menú diario si organizamos nosotros mismos las comidas y si planificamos bien, no tendremos que dedicar mucho tiempo a la cocina, pero lo mejor, podemos convertir platos calóricos en mucho más sanos como por ejemplo empanados y rebozados o las tan amadas croquetas.

En Vitónica tenemos variedad de recetas saludables sencillas para poner en práctica y beneficiar no sólo tu dieta sino también, tu bolsillo.

Controlar las porciones

no-mas-dietas

En un restaurante o en los locales de fast foodlas porciones se han ido incrementando notablemente en el tiempo, de manera tal que se los considera una de las causas de la pandemia de obesidad.

Tendemos a comer todo lo que nos sirvensomos “completadores”, por lo que servir el plato antes de llevarlo a la mesa y hacerlo con menor cantidad de alimento puede ser de gran ayuda.

Asimismo, no comer del envase, evitar distracciones, y otros trucos más pueden ser muy útiles al momento de controlas las porciones y lograr una dieta con cantidades adecuadas, que beneficie la salud del organismo.

Escoger agua como bebida habitual

no-mas-dietas

Los líquidos no producen igual saciedad que los sólidos, por lo que si escogemos bebidas con calorías como refrescos azucarados o zumos podemos estar sumando energía sin darnos cuenta y sin beneficiar en nada la salud sino todo lo contrario.

Estar bien hidratado puede favorecer el control del peso y si reemplazamos bebidas con calorías por agua sin duda la calidad de nuestra dieta mejorará así como también, podremos producir sin esfuerzo una notable pérdida de peso.

Por eso, un buen hábito para incorporar a la dieta es beber agua de manera habitual y dejar los zumos naturales y batidos sólo para momentos y ocasiones especiales, es decir, de baja frecuencia.

Masticar bien cada bocado

no-mas-dietas

Una vez elaborada y servida la comida, recomendamos disfrutar al máximo cada bocado que ingresa en la boca y al mismo tiempo, favorecer la saciedad con su consumo masticando bien cada trozo de alimento.

La masticación correcta no sólo sacia sino que ayuda a digerir y disfrutar más lo que comemos, por lo que siempre es beneficioso para el logro de una dieta saludable y consciente. Recomendamos para masticar más escoger alimentos duros que además por ser crujientes nos agradan como pueden ser frutos secos y semillas o platos que los contengan, frutas con piel y frescas, cereales integrales y al dente que siempre son más “firmes” que los refinados, entre otros.

Incluye alimentos saciantes

no-mas-dietas

Para estimular la saciedad y así controlar mejor lo que comemos, resulta de gran ayuda escoger alimentos ricos en agua, fibra o proteínas para nuestra dieta habitual.

Los alimentos ricos en agua como frutas y verduras o preparaciones como sopas, gelatinas y similares son saciantes por ofrecer mucho volumen, pero sin muchas calorías. Por su parte los alimentos ricos en fibra sacian porque demandan mayor trabajo digestivo y frecuentemente exigen masticación, mientras que las proteínasayudan de muchas formas a saciarnos y resultan clave cuando buscamos perder peso.

Así, escoger cereales integrales, legumbres, frutas y verduras frescas, clara de huevo, carnes magras y pescado para sumar a la dieta habitual puede ser clave para saciarnos con facilidad.

Autoevaluar la dieta

no-mas-dietas

El autocontrol cotidiano siempre es de ayuda en diferentes aspectos de nuestra vida y en alimentación no podía ser diferente, por ello, conocer nuestra dieta, llevar un control de lo que comemos e intentar siempre mejorar lo posible es clave para comer más sano de una vez y para siempre.

Para lograrlo podemos emplear un diario de alimentos o registrar todo lo consumido y bebido a lo largo del día, que en un principio recomendamos hacerlo escrito y puede ser engorroso pero al cabo de unas semanas lo haremos mentalmente y sin dificultad.

Este autocontrol implica por ejemplo saber si nos hemos pasado en cantidades en una comida y debemos compensar después así como también, si en el día no hemos consumido proteínas por ejemplo y debemos acudir en la próxima ingesta a algún alimento o plato que las contenga.

Este último hábito es lo que determina el logro de una dieta saludable y sostenible en el tiempo, pues para autoevaluar debemos haber logrado mucho conocimiento y experiencia previa en el logro de una alimentación mejor.

Recuerda que el cambio de hábitos lleva tiempo y por ello, necesitamos constancia cada día, pudiendo comenzar por un hábito a la vez y así, lograr finalmente una alimentación sana para siempre que nos permita decirle adiós a las dietas de manera definitiva.

FUENTE:https://www.vitonica.com/dietas/no-dietas-siete-habitos-alimentacion-para-comer-forma-saludable?fbclid=IwAR1Ya2NYB4exXwXBaiRziHhB94OPEPui9h77aWWq4fFMAvtT_2i1BkR2-ks

Pintar las paredes de nuestra casa es una tarea que todos tenemos que acometer más tarde o más temprano. Puede que prefieras encargar el trabajo a un profesional. Pero si decides hacerlo tú mismo tendrás que tener en cuenta un larga lista de aspectos. Uno de ellos será el tipo de pintura que necesitas para tus paredes. Hoy te contamos cuáles son los más adecuados en cada caso.

Fuente: The Spruce

De entre la lista de trabajos de bricolaje que comprenden el mantenimiento de una casa, renovar las paredes es una de las más sencillas. Al menos, es uno de los trabajos que puedes hacer tú mismo con resultados aceptables en la mayoría de los casos. Elegir adecuadamente el tipo de pintura que necesitas será uno de los factores que influyen en el éxito de la aventura.

La información es poder, en tantos y tantos aspectos. Y también en cuestiones bricolajeras como la de pintar las paredes de tu casa. Por eso, mi primera recomendación es que, si decides hacer el trabajo tú mismo, busques toda la información que puedas necesitar. Desde la forma de preparar la habitación, la técnica correcta que tendrás que seguir, o el tipo de pintura más adecuado en tu caso.

Hoy queremos hacer un repaso por las diferentes clases de pinturas que existen para las paredes. Veremos cuáles son más resistentes, lavables o adecuadas para un espacio determinado. Así podrás elegir con conocimiento de causa.

¿Sabes cuál es el tipo de pintura que necesitas?

Fuente: Bob Vila

A la hora de pintar las paredes de casa, un consejo útil es que inviertas en un producto de calidad. Ya que vas a realizar tú mismo el trabajo y te vas a ahorrar unos buenos euros al hacerlo, elige una buena pintura aunque sea un poco más cara. El resultado será mucho mejor y las paredes estarán más tiempo en perfectas condiciones.

Partimos de la base de que quieres utilizar pintura plástica, ya que la opción del temple ha quedado prácticamente en desuso. Con las plásticas, al ser lavables, consigues un mantenimiento mucho mejor. También hay otras opciones, como los esmaltes acrílicos (al agua) de los que hablaremos después.

En cualquier caso conviene elegir pinturas de alta lavabilidad, que puedan limpiarse con un paño húmedo sin deteriorarse. Esto es especialmente importante si tienes niños pequeños en casa. ¿Es tu caso? Pues entonces no hace falta que te diga lo que pueden llegar a ensuciar con sus manitas…

Duraderas y resistentes

Fuente: Rent.com

Uno de los productos que han demostrado ser más resistentes, a la hora de elegir el tipo de pintura para las paredes, es el esmalte acrílico.Se emplea para diferentes superficies y objetos, pero es adecuado también para las paredes ya que puede aplicarse sobre yeso sin problema.

Al ser acrílico seca bastante rápido y no huele por lo que puede utilizarse en interiores. Y si es verdad que es más resistente que la pintura plástica, también lo es que resulta más caro.

En cualquier caso, existen productos muy resistentes capaces de repeler las manchas, gracias a un componente especial que incluyen. También soportan los roces e, incluso, muchos productos de limpieza. Son una gran alternativa para espacios conflictivos como los cuartos de los niños, cocinas y zona de mucho uso.

Lo último en pinturas para la casa

Fuente: Rent.com

En lo que se refiere al tipo de pintura que podemos elegir para decorar nuestras paredes, la cosa ha avanzado muchísimo. En la actualidad existen productos muy específicos, para cubrir un sinfín de necesidades. Como la pintura anti-imperfecciones que es perfecta para disimular cualquier irregularidad en la aplicación, las marcas del rodillo, etc. Muy adecuada si vas a realizar el trabajo tú mismo y no tienes mucha experiencia en la tarea.

También te puede interesar:  Art Deco. Como transformar un aparador

Otro tipo de pintura bastante novedosa es la fotocatalítica, capaz de limpiar el aire de partículas tóxicas. Increíble, ¿no crees? Se puede aplicar sobre cualquier superficie y elimina olores, virus, bacterias, microorganismos, etc. Para usar en espacios en los que viven personas con determinados tipos de alergias.

Fuente: DIY Network

Además, hoy puedes pintar tus paredes con productos que te aportan muchas alternativas a la hora de decorar: pintura magnética para imantar la pared, de pizarra, de la que se ilumina por la noche, etc.

Para zonas húmedas

Fuente: HGTV

En espacios concretos con un alto grado de humedad, como pueden ser la cocina y el cuarto de baño, lo mejor es usar productos anticondensación. Este tipo de pintura reduce el vapor que se forma en estos espacios y soporta mucho mejor la humedad del ambiente.

Además, resisten el moho y los hongos, por lo que te durará mucho más tiempo en buenas condiciones. Además, son fáciles de limpiar (basta con pasar un trapo húmedo), lo que es una ventaja a tener en cuenta.

Como ves, tienes un amplio repertorio de productos para elegir, en lo que se refiere al tipo de pintura. Para que puedas decidirte por la que más te conviene. ¡Manos a la obra!

 

FUENTE:https://decoracion2.com/elegir-tipo-de-pintura/?fbclid=IwAR30l67Dfizt3_BCGOFtW1owEXRw5n-8PRX997mix7wWHm_avKluDg-cmUc

Para lograr un peso adecuado y proteger la salud ante todo, las dietas milagro no son la solución sino que necesitamos un verdadero cambio de hábitos. Por ello, hoy te mostramos siete hábitos de alimentación para llevar una dieta saludable y decirle adiós a las dietas de una vez y para siempre.

No más dietas: siete hábitos de alimentación para comer de forma saludable

Organizar la compra de alimentos

no-mas-dietas

Todo comienza con una buena compra, pues lo que tenemos en casa es lo que finalmente comemos. Por ello, es fundamental realizar una compra de alimentos organizada, es decir, planificar lo que necesitamos y acotarnos a una lista, no acudir a comprar con hambre sino mejor después de haber comido, y comprar siempre más alimentos frescos siendo muy útil para ello realizar la compra en el mercado.

Por otro lado, si acudimos al supermercado por algunos productos sanos o que al menos tienen lugar en una dieta equilibrada, lo mejor es mirar el etiquetado de los alimentos antes de comprar, observando con detalle no sólo la información nutricional sino también, la lista de ingredientes y otros datos útiles tales como el tamaño de la ración por ejemplo.

Cocinar más en casa

no-mas-dietas

Además de comprar, cocinar es clave si queremos comer más sano y así lograr un verdadero cambio de hábitos, por ello, podemos comenzar aprendiendo a realizar preparaciones sencillas como tortillas, ensaladas, o salteados y pronto nos daremos cuanta lo mucho que puede cambiar nuestra dieta cocinando en casa.

Sabremos exactamente lo que comemos, podemos equilibrar el menú diario si organizamos nosotros mismos las comidas y si planificamos bien, no tendremos que dedicar mucho tiempo a la cocina, pero lo mejor, podemos convertir platos calóricos en mucho más sanos como por ejemplo empanados y rebozados o las tan amadas croquetas.

En Vitónica tenemos variedad de recetas saludables sencillas para poner en práctica y beneficiar no sólo tu dieta sino también, tu bolsillo.

Controlar las porciones

no-mas-dietas

En un restaurante o en los locales de fast foodlas porciones se han ido incrementando notablemente en el tiempo, de manera tal que se los considera una de las causas de la pandemia de obesidad.

Tendemos a comer todo lo que nos sirvensomos “completadores”, por lo que servir el plato antes de llevarlo a la mesa y hacerlo con menor cantidad de alimento puede ser de gran ayuda.

Asimismo, no comer del envase, evitar distracciones, y otros trucos más pueden ser muy útiles al momento de controlas las porciones y lograr una dieta con cantidades adecuadas, que beneficie la salud del organismo.

Escoger agua como bebida habitual

no-mas-dietas

Los líquidos no producen igual saciedad que los sólidos, por lo que si escogemos bebidas con calorías como refrescos azucarados o zumos podemos estar sumando energía sin darnos cuenta y sin beneficiar en nada la salud sino todo lo contrario.

Estar bien hidratado puede favorecer el control del peso y si reemplazamos bebidas con calorías por agua sin duda la calidad de nuestra dieta mejorará así como también, podremos producir sin esfuerzo una notable pérdida de peso.

Por eso, un buen hábito para incorporar a la dieta es beber agua de manera habitual y dejar los zumos naturales y batidos sólo para momentos y ocasiones especiales, es decir, de baja frecuencia.

Masticar bien cada bocado

no-mas-dietas

Una vez elaborada y servida la comida, recomendamos disfrutar al máximo cada bocado que ingresa en la boca y al mismo tiempo, favorecer la saciedad con su consumo masticando bien cada trozo de alimento.

La masticación correcta no sólo sacia sino que ayuda a digerir y disfrutar más lo que comemos, por lo que siempre es beneficioso para el logro de una dieta saludable y consciente. Recomendamos para masticar más escoger alimentos duros que además por ser crujientes nos agradan como pueden ser frutos secos y semillas o platos que los contengan, frutas con piel y frescas, cereales integrales y al dente que siempre son más “firmes” que los refinados, entre otros.

Incluye alimentos saciantes

no-mas-dietas

Para estimular la saciedad y así controlar mejor lo que comemos, resulta de gran ayuda escoger alimentos ricos en agua, fibra o proteínas para nuestra dieta habitual.

Los alimentos ricos en agua como frutas y verduras o preparaciones como sopas, gelatinas y similares son saciantes por ofrecer mucho volumen, pero sin muchas calorías. Por su parte los alimentos ricos en fibra sacian porque demandan mayor trabajo digestivo y frecuentemente exigen masticación, mientras que las proteínasayudan de muchas formas a saciarnos y resultan clave cuando buscamos perder peso.

Así, escoger cereales integrales, legumbres, frutas y verduras frescas, clara de huevo, carnes magras y pescado para sumar a la dieta habitual puede ser clave para saciarnos con facilidad.

Autoevaluar la dieta

no-mas-dietas

El autocontrol cotidiano siempre es de ayuda en diferentes aspectos de nuestra vida y en alimentación no podía ser diferente, por ello, conocer nuestra dieta, llevar un control de lo que comemos e intentar siempre mejorar lo posible es clave para comer más sano de una vez y para siempre.

Para lograrlo podemos emplear un diario de alimentos o registrar todo lo consumido y bebido a lo largo del día, que en un principio recomendamos hacerlo escrito y puede ser engorroso pero al cabo de unas semanas lo haremos mentalmente y sin dificultad.

Este autocontrol implica por ejemplo saber si nos hemos pasado en cantidades en una comida y debemos compensar después así como también, si en el día no hemos consumido proteínas por ejemplo y debemos acudir en la próxima ingesta a algún alimento o plato que las contenga.

Este último hábito es lo que determina el logro de una dieta saludable y sostenible en el tiempo, pues para autoevaluar debemos haber logrado mucho conocimiento y experiencia previa en el logro de una alimentación mejor.

Recuerda que el cambio de hábitos lleva tiempo y por ello, necesitamos constancia cada día, pudiendo comenzar por un hábito a la vez y así, lograr finalmente una alimentación sana para siempre que nos permita decirle adiós a las dietas de manera definitiva.

FUENTE: https://www.vitonica.com/dietas/no-dietas-siete-habitos-alimentacion-para-comer-forma-saludable?fbclid=IwAR2Z7X1CQBYozUQdLvDdHC0P-Nqnu5w2e2_O4sU9Qal1uy0r72x303RgDT0

 

Los cojines son un complemento indispensable a la hora de decorar un salón o un dormitorio. Aportan comodidad y color a cualquier ambiente. Y, si son especiales, una nota de originalidad que puede marcar la diferencia. Saber elegir la tela para los cojines es importante. Hoy te damos todas las claves para dar en la diana.

tela para los cojines
Fuente: H&M Home

En muchas ocasiones elegimos los cojines para el salón o para un dormitorio de entre el amplio catálogo que ofrecen las diferentes firmas. Los compramos ya confeccionados y equipados con su relleno correspondiente, lo cual nos ahorra trabajo. Sin embargo, a veces queremos una solución mas concreta, más específica y diferente. En esos casos será necesario elegir la tela para los cojines y encargar su confección, o coserlos nosotros mismos.

Sea como sea, es importante que sepas cuáles son las claves a tener en cuenta al decidirte por uno u otro tejido para los cojines. No sirve cualquiera. Y no solo hay que fijarse en los diseños, en el color o en el estampado. También hay que pensar en otros condicionantes que te harán acertar o, si nos los consideras, equivocarte.

Elegir bien la tela para los cojines

 

Si hay un elemento versátil en la decoración de un salón, por ejemplo, son sin duda los cojines. Son fáciles de cambiar de una a otra temporada, y aportan una gran novedad a la decoración. Sin embargo, merece la pena tener en cuenta algunos criterios a la hora de elegir la tela con la que los vamos a confeccionar. De esta manera serán más cómodos, resistentes y agradables de usar.

Por eso, si quieres decorar tu salón con un coordinado de tejidos en los que las cortinas, la tapicería de los muebles y los cojines irán a juego, tendrás que tener claro qué tipo de tela va bien en cada caso.

En un principio, puede parecer que cualquier tela vale para hacer unos cojines, exceptuando los tejidos finos y vaporosos que se usan para visillos. Sin embargo, hay ciertas cualidades de las telas que hay que valorar.

Con cuerpo y consistencia

Fuente: H&M Home

Los cojines son elementos que se usan y mucho. Quiero decir, que se tocan, se aplastan, se colocan en sus sitio una y otra vez. No son piezas que se ponen al principio y no se vuelven a tocar, en absoluto.

Y debido a ese uso intensivo que pueden llegar a tener, es conveniente elegir telas para los cojines que ofrezcan cierta resistencia y solidez.De esta manera serán más duraderos y se deformarán menos.

Fuente: H&M Home

Descarta las telas demasiado finas o delicadas, ya que de lo contrario tus cojines se estropearán pronto y los tendrás que cambiar mucho antes de lo previsto.

Apuesta por tejidos lavables

Esta es una característica que me parece esencial a la hora de elegir la tela para los cojines. Ya sabes cuánto se pueden ensuciar con el uso diario. Por eso, los tejidos lavables, que puedan meterse sin problemas en la lavadora, son los mejores para este fin. Huye de las telas delicadas que precisen lavado en seco.

Además, conviene que la tela para los cojines sea de secado rápido y que no se arrugue demasiado, para que puedas plancharla más fácilmente.

Una textura agradable

Fuente: World Market

Uno de los requisitos que, a mi modo de ver, han de cumplir los cojines es que sean agradables de tocar. Que su textura sea gustosa y suave. Han de ser manejables, ya que se colocan una y otra vez, se manipulan constantemente. Por eso conviene huir de telas ásperas y tiesas, que no nos guste tocar.

Elegir el relleno adecuado

Fuente: Anthropologie

Tan importante como dar con la mejor tela para los cojines es acertar con el relleno. Existen diferentes tipos para elegir, en función del uso que vayamos a darle. Los materiales de relleno pueden ser naturales o sintéticos. Entre los primeros están los de pluma de animales. Son muy confortables, aunque tienen el inconveniente de que no se pueden lavar en la lavadora. Y, además, suelen tener un precio elevado.

En cuanto a los materiales sintéticos, muy utilizados, hay diferentes tipos. Si bien no son tan suaves ni tan confortables como los de plumas, resultan más económicos y se pueden lavar sin problemas en casa.

Fuente: H&M Home

Puedes elegirlos de poliéster, un material firme y duradero, que no se deforma fácilmente. También puedes optar por un relleno viscoelástico que se amolda a la anatomía del cuerpo, por lo que resulta perfecto para almohadas de cama y para cojines especiales (por ejemplo, para personas que pasan mucho tiempo sentadas o tumbadas).

Fuente: H&M Home

Después están los rellenos de espuma, que son muy adecuados para cojines, especialmente para aquellos que presentan formas especiales: de estrella, de nube, de corazón, etc. Suelen ser cojines infantiles. Estos rellenos son baratos, aunque no resultan especialmente duraderos.

Con estas recomendaciones podrás elegir la mejor tela para los cojines sin miedo a equivocarte.

FUENTE:https://decoracion2.com/sabes-elegir-la-mejor-tela-los-cojines/?fbclid=IwAR3sIB0Pn6kHSemQOFssU4UNj1kTUQ_LthW6iz8wPtd9Ov0ouB1Cypfe-pY