Las casas antiguas desprenden un encanto y una belleza innatas por la antigüedad de sus interiores. Pero con el paso del tiempo pueden perder atractivo y comenzar a mostrar un aire algo anticuado. Nada como rejuvenecer la decoración de sus espacios mediante un cambio de look total en busca de una metamorfosis fresca y rápida. ¿A que suena bien?

rejuvenecer la decoración
Fuente: nuyou

Rejuvenecer la decoración de una vivienda de estas características suele llevar a pensar que será un proyecto de gran envergadura. Y por tanto que supondrá un desembolso económico importante. No siempre es así. Hay soluciones intermedias que resuelven con ingenio las deficiencias más habituales: disimular la falta de luz natural, cambiar ese aire pasado de moda que tanto incomoda y mucho más.

Rejuvenecer la decoración de punta a punta

Fuente: decojournaldesfemmes

Lo importante al rejuvenecer la decoración de un piso antiguo es lograr que el cambio se aprecie en todas las habitaciones, o en la mayoría. Podemos caer en la tentación de volcar las ideas en los espacios comunes y descuidar los que no se ven tanto. Quizá esmerarnos en el recibidor y en el salón, cómo no, sin plantearnos que el baño también está pidiendo a gritos renovarse. Con esta decisión solo lograremos un cambio parcial y descompensado que en unos meses no nos convencerá.

El objetivo es sentir que hemos conseguido rejuvenecer la decoración de nuestra antigua vivienda recorriéndola de punta a punta. Comprobar si esos cambios funcionan como esperábamos en diferentes momentos del día, cuando más vida hacemos en las estancias, abiertos a más sensaciones.

Empieza el cambio: luz a raudales

Fuente: make a Home

Es muy probable que uno de los puntos sensibles de esta operación de transformación comience en la entrada. A menudo las viviendas antiguas poseen recibidores bellísimos por la altura de sus techos, rematados por molduras originales y otros detalles ornamentales. Con suerte, lucen algún elemento arquitectónico que los embellece aún más. Estoy pensando en un pilar o una columna. Sin embargo, es bastante frecuente que necesiten a todas horas iluminación artificial porque carecen de una entrada de luz natural.

Este punto débil puede disimularse centrándonos en rejuvenecer la decoración de las puertas y otras carpinterías presentes en el recibidor. Lograr que estas superficies cobren un aspecto más natural y a la vez potencien la sensación de claridad. Si están pintadas de blanco o marfil, una buena idea es decaparlas para dejar a la vista su color madera. Así tendrán un aspecto envejecido actual. Después, será fácil reforzar esta imagen si planteamos un cambio cromático en las paredes. Pintadas de blanco mate crearán un telón de fondo lleno de luz.

Un salón y un comedor irreconocibles

Fuente: Powersupply.biz

Rejuvenecer la decoración de una vivienda antigua sin pasar por el salón y el comedor es impensable. La cuestión es qué soluciones podemos barajar para obtener esta transformación sin ponernos el mono de faena y empezar a derribar tabiques. Quitar años a estos espacios y a sus ambientes sin que pierdan identidad, por supuesto. La estrategia puede consistir en renovar los textiles, las tapicerías y en definitiva todos los complementos que marcan mucho el estilo de ese interior. Y en el salón aún más.

Fuente: entrecolores

El sofá parecerá otro si buscamos esos textiles que le den un aspecto fresco y menos formal. De lino, de algodón, es importante elegir bien la tela de los cojines. Quizá te apetezca probar los modelos que son distintos a cada lado, por ejemplo en loneta y terciopelo. Un truco decorativo genial para cambiar su aspecto de vez en cuando. A la hora de elegir colores, el tono del sofá puede ser el hilo conductor para trabajar la gama de tonalidades, jugando con aquellos que coordinen bien.

Pero cuidado con el número de colores. No se trata de invadir su respaldo con una colección multicolor que puede llegar a causar el efecto contrario. Sino de introducir pinceladas cromáticas que añadan vida para rejuvenecer la decoración. En el comedor, una forma sencilla y eficaz de actualizar sus muebles sin renunciar a ellos consiste en pintarlos de otro color, sustituir las tapicerías de las sillas e incluso customizar alguna mesa o consola con detalles decorativos muy de hoy.

En el baño, a por todas

Fuente: ahigo.net

El baño puede ser el gran olvidado cuando afrontamos rejuvenecer la decoración de una vivienda centenaria. O lo reformamos por completo o nada, solemos pensar. Hay opciones a medio camino para hacer que gane en personalidad, incluso exhibiendo alguna que otra tendencia decó. Muchos elementos y superficies en él son perfectos para experimentar estratégicos cambios de maquillaje. Con un presupuesto módico y la ventaja añadida de atrevernos a realizarlo nosotros mismos.

Comenzar por un cambio de imagen en las paredes puede ser el primero de ellos. Y una estilosa solución para lograrlo, los papeles pintados que imitan piezas cerámicas para dar un efecto retro. Un cambio parecido puede suceder si apostamos por vinilos decorativos. En este caso para cubrir el suelo del baño, sin tocar el revestimiento original ni un centímetro. No lo reconoceremos. Y si ha quedado de revista, estos vinilos también son un recurso ideal para un lavado de cara a los muebles, carritos y armarios que suelen equipar el cuarto de baño. Cualquier espacio interior parecerá otro con solo rejuvenecer la decoración que lo define. Tenga la antigüedad que tenga.

¿Te atreves a probar alguna de estas propuestas?

FUENTE:https://decoracion2.com/rejuvenecer-la-decoracion-de-una-casa-antigua/

Súmate a esta tendencia ecológica para mejorar tu salud y ayudar a limpiar nuestro planeta.

5 sencillas maneras de REDUCIR el uso de plástico en casa

 

El daño que el plástico está ocasionando a nuestro planeta no es ningún secreto. A nivel mundial, cada año arrojamos más de 8 millones de toneladas de plástico en los océanos, que terminan convirtiéndose en gigantescas islas de basura flotantes y cada vez son más los científicos que advierten que los componentes químicos del plástico, pueden filtrarse en los mariscos que consumimos y representar una amenaza real para nuestra salud.

Tan sólo un popote puede tardar ¡más de 100 años en degradarse! ¿Te imaginas? Se trata de un producto que cuenta con una vida útil de 30 minutos apróximadamente.

Es cierto que no encontraremos la solución a los problemas del plástico de la noche a la mañana, pero si todos trabajamos juntos hacia un objetivo en común, lograremos cosas extraordinarias.

En la galería te dejamos 5 maneras sencillas para ayudarte a reducir el uso de plástico en tu casa.

1. Cambia los recipientes de plástico por opciones de vidrio

Al cambiar tus recipientes de plástico por opciones de vidrio para conservar tus alimentos, minimizarás tu exposición a productos tóxicos como el BPA, que se encuentra en el plástico y puede migrar de los recipientes a los alimentos. De esta manera, le darás un toque de encanto a tu cocina y no te preocuparás la próxima vez que calientes tu comida en el microondas.

FOTO: Getty Images

2. Sirve tus alimentos en Mason Jars

Los Mason Jars son bonitos, no tienen químicos y lo mejor, ¡se pueden reutilizar! Un smoothie es una deliciosa comida para comenzar el día y los tarros de cristal harán que se vea digno de Instagram. Además, también puedes utilizarlos como contenedores para mantener tus alimentos frescos y lograr que luzcan muy originales. Con este sencillo truco mejorarás tu nutrición, cuidarás de nuestro planeta y harás que tu comida se vea más apetecible.

FOTO: Getty Images

3. Lleva bolsas de papel o tela al supermercado

Todos sabemos lo malas que son las bolsas de plástico para el medioambiente, pero a veces es difícil encontrar alternativas que funcionen tan bien para empacar nuestras compras o bocadillos. La próxima vez que vayas al supermercado lleva tus propias bolsas de papel o tela, pues atraparás las miradas de todos y ayudarás a reducir el desperdicio de plástico.

FOTO: Getty Images

4. Elimina los popotes

El popote es un producto que tarda entre 100 y 250 años en degradarse, mientras que su vida útil es de sólo 30 minutos. Como resultado, nuestras playas están llenas de ellos. La buena noticia es que puedes eliminar fácilmente su uso y pedir tus bebidas sin popotes. Pero si eres de los que no pueden resistirse a sus encantos, prueba las opciones ecológicas hechas de acero inoxidable, trigo o bambú.

FOTO: Getty Images

5. Cambia tu exfoliante facial

Probablemente no sabes que estás exfoliando tu piel con plástico, pero si tu exfoliante facial favorito contiene partículas hechas de polietileno (un ingrediente común en muchos de los productos de plástico más populares), deberías cambiarlo. Busca exfoliantes que no contengan estas microesféras de plástico o aventúrate en el mundo de las mascarillas naturales para continuar luciendo una piel fresca y saludable.

FOTO: Getty Images
FUENTE:https://www.admexico.mx/diseno/editors-pick/articulos/maneras-reducir-plastico-casa/4271

Pretender estar libres de todo tipo de sustancias químicas es muy complicado hoy en día. Vivimos rodeados de multitud de sustancias artificiales como parabenos, gases, químicos, pesticidas u otros elementos que ingerimos y respiramos, en la calle y en el hogar.

La acumulación de estas sustancias es tanta, que incluso puede desencadenar distintas reacciones físicas que revisten mayor o menor gravedad.

Productos tan habituales en la limpieza del hogar como la lejía o el amoniaco producen irritación en los ojos y en las mucosas a muchas personas.

Como la exposición es inevitable, estas sustancias están en todas partes (champús, suavizantes, maquillajes, esmaltes, pinturas de la pared…), una manera de defenderse es volver a usar agentes naturales en la limpieza del hogar.

Cada vez más gente opta por soluciones naturales y sin químicos para la limpieza del hogar

Además de por ser una opción más natural tiene otras ventajas como la de librarnos de muchos productos específicos que ocupan espacio de almacenamiento y tienen precios elevados.

Para asegurarnos una limpieza natural tres productos son clave: el vinagre, el bicarbonato y el limón

EL BICARBONATO

Es un gran aliado para la limpieza del hogar y tiene muchas posibilidades. Absorbe la grasa y puede deshacer manchas difíciles.

Entre otras cosas, se usa para eliminar manchas en las alfombras. ¿Cómo? Espolvoreando un poco de bicarbonato sobre la mancha, se deja actuar un rato y se elimina frotando con un cepillo suave con agua.

Como Suavizante natural. No aportará un olor especial a tu ropa (es neutro), pero si echas un poquito de bicarbonato en el deposito del suavizante conseguirás suavizar la ropa de manera efectiva. Si además usas un jabón orgánico como limpiador, tu limpieza de la ropa será 100% ecológica.

Istock 847691620

Como limpiador de baño. La solución de un litro de agua y de 1/4 de una tacita de polvos de bicarbonato será una solución de limpieza eficaz para casi todo. También como limpiador de sanitarios y azulejos.

Para limpiar más a fondo el horno. Para eso vacia el horno y crea una pasta con bicarbonato (media taza) y tres cucharadas de agua. Esparce esta pasta por el interior del horno con las manos con guantes y deja actuar por la noche. A la mañana retira la pasta y con un trapo húmedo.

Limpiar el microondas. Pon en un bol o taza abierta dos cucharadas de bicarbonato en 240 ml de agua (una taza). Colócala en el interior del microondas y calienta tres minutos. Déjalo un rato en el interior (aprox. 15 minutos) y cuando lo retires, pasa un trapo húmedo por las paredes y la puerta del microondas. Conseguirás limpiar y eliminar olores al mismo tiempo.

Para desatascar tuberías. Esta es una de las funciones más conocidas del bicarbonato con la gran ventaja de que puedes prescindir de los productos normalmente muy abrasivos y tóxicos que se venden con este fin.

¿Cómo se hace? Echa media taza de polvos de bicarbonato de sodio en las tuberías y a continuación echa una taza de vinagre. Por la combinación saldrán burbujas. Déjalo veinte-veinticinco minutos y a continuación echa tres litros de agua caliente por el desagüe.

EL VINAGRE

Vinegar 768948 1920

Ya comienzan a venderse vinagre específicamente como limpiador de hogar. Generalmente estos limpiadores tienen más concentración de ácido acético que el vinagre de cocina tradicional por lo que no sirven para cocinar. Puedes comprar estas soluciones o usar el vinagre de manzana de toda la vida y mezclarlo al gusto (hasta que des con la mezcla que más te guste), para usarlo como limpiador.

Esta mezcla va bien para limpiar suelos, porque abrillanta los suelos cerámicos y de madera.

Es muy eficaz eliminando las manchas de cal y agua que deja el agua en griferías, mamparas…

Es un buen desinfectante para eliminar restos de pesticidas o sustancias tóxicas en la fruta o la verdura. En lugar de un poco de lejía, puedes dejar en un bol con agua y un chorrito de vinagre que conseguirás el mismo efecto pero con 0% de toxicidad.

Solo hay que tener cuidado con no usarlo sobre piedras o terrazos naturales porque su acidez puede dañar estas superficies.

EL LIMÓN

El limón como el vinagre, es un gran desinfectante natural con la ventaja de que tiene un olor más agradable que el vinagre (hay gente a la que no les gusta nada el olor del vinagre).

Entre sus distintos usos es perfecto para limpiar la tablas de cortar de maderaporque es un antibacteriano natural. Para limpiar la tabla únicamente hay que cortar medio limón y frotarlo sobre la tabla de cortar. Déjalo actuar toda la noche y a la mañana siguiente limpia con normalidad.

Es perfecto para eliminar olores.Por ejemplo, elimina manchas y olores de envases de plásticos o tuppers. Se colocan los envases y las tapas a remojo en agua con el zumo de medio limón y una cuchara de bicarbonato y se frota suavemente.

Elimina los olores del frigorífico. Colocando medio limón abierto en el interior del frigorífico y renovándolo cada semana, tendrás un ambientador natural.

Por lo mismo, porque el limón es un aromatizador natural también será eficaz para usar en espacios cerrados como armarios. Para ello basta con hacer la mezcla con el zumo de dos limones y la misma cantidad de agua y colocarlo en una botella rociadora.

Y tú, ¿estás a favor de la limpieza natural o eres más de productos específicos?

 

Fuente:https://decoracion.trendencias.com/hazlo-tu-mismo/vinagre-bicarbonato-limon-limpieza-organica-para-hogar

A la mayoría nos preocupa bastante la basura doméstica que generamos en nuestros hogares. Excesivas cantidades de residuos que van en contra de cuidar del planeta y del espíritu ecológico que nos mueve. Ha llegado la hora de plantar cara a esta situación y ponernos las pilas para reducirla considerablemente. ¿Por dónde empezamos? Hay muchas cosas sencillas pero eficaces para ver resultados rápidamente. Que no cuando el pánico.

basura doméstica
Fuente: Cabbages & Roses

Poner fin al exceso de basura doméstica que abarrota nuestros contenedores de reciclaje suena a un desafío. A diario, nos preguntamos cómo es posible generar y generar tantos desperdicios por mucho que nos esmeremos en reducirlos a la mínima expresión. La respuesta es sencilla. Vivimos rodeados de un sinfín de objetos, materiales y accesorios que la producen sin que parezca que haya manera de controlarlo. A partir de ahora sí la hay con estos consejos. Te permitirán dejar atrás gran parte de ellos.

Adiós a la basura doméstica con nuevos hábitos de vida

basura doméstica
Fuente: Bee´s Wrap

Reducir la basura doméstica notablemente tiene mucho que ver con nuestros hábitos de vida. Si los revisamos, seguro que podemos cambiar más de uno y así sentiremos que disfrutamos de un hogar más comprometido con el medio ambiente. Que nuestras estancias, además de lucir una decoración fans de los muebles de madera reciclada, empiezan a generar menos basura doméstica.

Hay muchos gestos cotidianos susceptibles de comenzar a transformar. Sin ir más lejos, empecemos por dejar de utilizar el típico film transparente que la mayoría tenemos en nuestra cocina para envolver comida. Sobre todo si tenemos niños en casa, seguro que con él habremos envuelto infinidad de bocadillos y meriendas de todo tipo. Hasta ahora habrá ocupado un espacio principal en la estantería donde figuran todos los utensilios que usamos a diario.

 

Es hora de decirle adiós y apostar por materiales sostenibles que nos garantizan idénticas prestaciones pero velando por el planeta. Toma nota. Hay envolturas fabricadas a base de productos orgánicos como el algodón, aceite de jojoba y resina y cera de abeja. Su vida útil es muy larga, podemos usarlos durante un año, y garantizan un sellado bastante eficaz en contacto con el frío. Un consejo tan sencillo como éste permitirá que nuestra basura doméstica sea menor y más sostenible.

Mesas de fiesta cien por cien sostenibles

Fuente: Pandita Net

La fiesta de cumple del niño, o una cena informal con amigos para inaugurar el verano en la terraza. Hay muchas escenas cotidianas que van ligadas a todo un desfile de materiales de plástico creadores de basura doméstica a raudales. Especialmente si se trata de vestir la mesa de fiesta lo más probable es que coloquemos platos y vasos de plástico. Que por cierto son muy decorativos. ¿Me equivoco? Ante todo, acudimos a ellos porque son una solución rápida y práctica para ahorrarnos tener que lavarlos. O consumir una cantidad considerable de agua y energía en el lavavajillas.

A partir de ahora olvídate de estos platos y vasos y prepara estas reuniones festivas con vajillas de materiales naturales. Te lo pondrán muy fácil para reducir enormemente tus niveles de basura doméstica. No iremos derechos a deshacernos de ellos. Simpáticos platos, bandejas y cuencos de bambú o de madera reutilizables. Y con el valor añadido de añadir un look muy natural a la mesa.

Adiós al papel al preparar la comida

Fuente: Bee´s Wrap

Crear menos basura doméstica o simplemente sustituir aquellos productos que la generan y no se reciclan por otros que sí lo hacen. Esa es la clave. Y es lo que sucede con las servilletas de papel y los rollos cocina. Tenemos que reconocer que abusamos bastante de ellos porque así nos ahorramos el lavado posterior. O bien por simple comodidad. Sin embargo, no caemos en la cuenta de que su composición a base de celulosa no es reciclable. Es decir, ocuparán buena parte de nuestra basura doméstica de casa.

Una manera eficaz de poner remedio a este hábito es volver a los tradicionales paños de cocina de algodón. Y en el caso de las servilletas, recuperar las de tela. Para no incitar al consumismo, podemos rescatar esas mantelerías con juegos de servilletas olvidadas en un cajón. Igual hasta nos sirven para vestir la mesa del comedor con un guiño vintage por sus estampados y colores. También podemos descubrir nuevas opciones si es lo que nos apetece, como las servilletas de tela de fibra de bambú. Un nuevo paso al frente para reducir nuestra basura doméstica y contaminar menos.

El cuarto de baño, eco y saludable

Fuente: h2Olimpo

Incluso nuestro cuarto de baño puede contribuir a esta causa: reducir la basura doméstica volviéndonos más ecológicos. Un dos por uno realmente interesante para vivir en un hogar más saludable y respetuoso con el entorno. Gran parte de los utensilios que usamos en nuestro aseo personal son fáciles de sustituir por otros modelos reutilizables y biodegradables. Hablo de cepillos para el pelo de cerdas naturales, cepillos de dientes de madera, toallitas desmaquillantes de algodón orgánico y lavables, etc.

Otra propuesta, aunque algo más difícil de incorporar, es plantearnos reducir el uso del papel higiénico a favor de otros hábitos higiénicos donde el agua será la protagonista. Existen bidés con kits de ducha que lo hacen posible con la mayor naturalidad del mundo. Sin duda todos estos consejos son una gran alternativa para disminuir el volumen de basura doméstica en casa. Yo ya he empezado con ellos.

¿Y tú, te animas?

Fuente: https://decoracion2.com/trucos-para-reducir-al-minimo-la-basura-domestica-apuntate/

A la mayoría nos preocupa bastante la basura doméstica que generamos en nuestros hogares. Excesivas cantidades de residuos que van en contra de cuidar del planeta y del espíritu ecológico que nos mueve. Ha llegado la hora de plantar cara a esta situación y ponernos las pilas para reducirla considerablemente. ¿Por dónde empezamos? Hay muchas cosas sencillas pero eficaces para ver resultados rápidamente. Que no cuando el pánico.

basura doméstica
Fuente: Cabbages & Roses

Poner fin al exceso de basura doméstica que abarrota nuestros contenedores de reciclaje suena a un desafío. A diario, nos preguntamos cómo es posible generar y generar tantos desperdicios por mucho que nos esmeremos en reducirlos a la mínima expresión. La respuesta es sencilla. Vivimos rodeados de un sinfín de objetos, materiales y accesorios que la producen sin que parezca que haya manera de controlarlo. A partir de ahora sí la hay con estos consejos. Te permitirán dejar atrás gran parte de ellos.

Adiós a la basura doméstica con nuevos hábitos de vida

basura doméstica
Fuente: Bee´s Wrap

Reducir la basura doméstica notablemente tiene mucho que ver con nuestros hábitos de vida. Si los revisamos, seguro que podemos cambiar más de uno y así sentiremos que disfrutamos de un hogar más comprometido con el medio ambiente. Que nuestras estancias, además de lucir una decoración fans de los muebles de madera reciclada, empiezan a generar menos basura doméstica.

Hay muchos gestos cotidianos susceptibles de comenzar a transformar. Sin ir más lejos, empecemos por dejar de utilizar el típico film transparente que la mayoría tenemos en nuestra cocina para envolver comida. Sobre todo si tenemos niños en casa, seguro que con él habremos envuelto infinidad de bocadillos y meriendas de todo tipo. Hasta ahora habrá ocupado un espacio principal en la estantería donde figuran todos los utensilios que usamos a diario.

Es hora de decirle adiós y apostar por materiales sostenibles que nos garantizan idénticas prestaciones pero velando por el planeta. Toma nota. Hay envolturas fabricadas a base de productos orgánicos como el algodón, aceite de jojoba y resina y cera de abeja. Su vida útil es muy larga, podemos usarlos durante un año, y garantizan un sellado bastante eficaz en contacto con el frío. Un consejo tan sencillo como éste permitirá que nuestra basura doméstica sea menor y más sostenible.

Mesas de fiesta cien por cien sostenibles

Fuente: Pandita Net

La fiesta de cumple del niño, o una cena informal con amigos para inaugurar el verano en la terraza. Hay muchas escenas cotidianas que van ligadas a todo un desfile de materiales de plástico creadores de basura doméstica a raudales. Especialmente si se trata de vestir la mesa de fiesta lo más probable es que coloquemos platos y vasos de plástico. Que por cierto son muy decorativos. ¿Me equivoco? Ante todo, acudimos a ellos porque son una solución rápida y práctica para ahorrarnos tener que lavarlos. O consumir una cantidad considerable de agua y energía en el lavavajillas.

A partir de ahora olvídate de estos platos y vasos y prepara estas reuniones festivas con vajillas de materiales naturales. Te lo pondrán muy fácil para reducir enormemente tus niveles de basura doméstica. No iremos derechos a deshacernos de ellos. Simpáticos platos, bandejas y cuencos de bambú o de madera reutilizables. Y con el valor añadido de añadir un look muy natural a la mesa.

Adiós al papel al preparar la comida

Fuente: Bee´s Wrap

Crear menos basura doméstica o simplemente sustituir aquellos productos que la generan y no se reciclan por otros que sí lo hacen. Esa es la clave. Y es lo que sucede con las servilletas de papel y los rollos cocina. Tenemos que reconocer que abusamos bastante de ellos porque así nos ahorramos el lavado posterior. O bien por simple comodidad. Sin embargo, no caemos en la cuenta de que su composición a base de celulosa no es reciclable. Es decir, ocuparán buena parte de nuestra basura doméstica de casa.

Una manera eficaz de poner remedio a este hábito es volver a los tradicionales paños de cocina de algodón. Y en el caso de las servilletas, recuperar las de tela. Para no incitar al consumismo, podemos rescatar esas mantelerías con juegos de servilletas olvidadas en un cajón. Igual hasta nos sirven para vestir la mesa del comedor con un guiño vintage por sus estampados y colores. También podemos descubrir nuevas opciones si es lo que nos apetece, como las servilletas de tela de fibra de bambú. Un nuevo paso al frente para reducir nuestra basura doméstica y contaminar menos.

El cuarto de baño, eco y saludable

Fuente: h2Olimpo

Incluso nuestro cuarto de baño puede contribuir a esta causa: reducir la basura doméstica volviéndonos más ecológicos. Un dos por uno realmente interesante para vivir en un hogar más saludable y respetuoso con el entorno. Gran parte de los utensilios que usamos en nuestro aseo personal son fáciles de sustituir por otros modelos reutilizables y biodegradables. Hablo de cepillos para el pelo de cerdas naturales, cepillos de dientes de madera, toallitas desmaquillantes de algodón orgánico y lavables, etc.

Otra propuesta, aunque algo más difícil de incorporar, es plantearnos reducir el uso del papel higiénico a favor de otros hábitos higiénicos donde el agua será la protagonista. Existen bidés con kits de ducha que lo hacen posible con la mayor naturalidad del mundo. Sin duda todos estos consejos son una gran alternativa para disminuir el volumen de basura doméstica en casa. Yo ya he empezado con ellos.

¿Y tú, te animas?

 

FUENTE:https://decoracion2.com/trucos-para-reducir-al-minimo-la-basura-domestica-apuntate/